CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA O DE MINIMA INVASION

la cirugía laparoscópica o de mínima invasión se trata de una cirugía que se realiza por medio de pequeñas incisiones abdominales que van de 5 a 10 milímetros esto depende de la cirugía a realizar, la primera incisión pequeña se realizara a nivel del ombligo, por donde podremos colocar un trocar con un lente o cámara que nos permite visualizar la cavidad abdominal en un monitor, además requerimos de otras 2 incisiones pequeñas la pared abdominal para colocar 2 trocares  mas, donde entraran nuestras pinzas operatorias las cuales son muy finas y delgadas, esto nos permite una manipulación gentil de los órganos internos, para realizar corte de tejidos, y hemostasia es decir, durante la cirugía utilizamos pinzas especiales con energía de alta calidad, por lo que el sangrado de este tipo de procedimientos es mínimo.

la cirugía laparoscópica o de mínima invasión en ginecología nos ofrece la oportunidad de realizar cirugías para tratar:

quistes de ovario

histerectomías (retirar la matriz)

miomectomias (extirpar miomas del útero)

apoyo diagnostico en infertilidad; valorando características del útero y trompas uterinas, por medio de hidrotubacion es decir pasando líquido a través de cuello de la matriz por medio de una cánula se puede observar directamente en el monitor si son permeables las trompas uterinas, así mismo podemos retirar adherencias que no permitan su adecuada posición alterando el proceso de embarazo.

recanalización tubaria (revertir la oclusión tubaria bilateral) en pacientes que desean un nuevo embarazo.

 ¿qué ventajas tiene la cirugía laparoscópica o de mínima invasión respecto a las convencionales?

incisiones pequeñas en el abdomen pueden ser de 5 o 10 milímetros según el procedimiento a realizar, lo cual resulta muy estético para las pacientes.

sangrado mínimo.

el riesgo de infección de herida quirúrgica es mucho menor.

la recuperación de la cirugía laparoscópica en general es de 24 horas o menos a diferencia de las abiertas que requieren hasta de 36 a 48 hrs.

por tratarse de instrumentos amables con los órganos pélvicos y abdominales, tendremos menor riesgo de que se generen adherencias entre intestino, pared abdominal, vejiga entre otros. 

no hay dolor posterior a la cirugía.

permite reincorporarse a sus actividades diarias en un corto tiempo, como actividad física, o trabajo.