¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Los métodos anticonceptivos tienen como fin evitar el embarazo. Existen una gran variedad de métodos para la mujer y otros exclusivos para el hombre. En general, la efectividad de estos métodos depende mucho del correcto uso que la pareja les dé. 

Cada método tiene sus indicaciones, ventajas, inconvenientes y grado de eficacia. Por todo ello  a la hora de plantearte escoger un método de anticoncepción, lo mejor es que consultes con tu ginecólog@, médico de cabecera o centro de salud para que te orienten sobre cual es el mejor método que se adapte a tu situación y necesidades.

Esta información sólo pretende aportarle conocimientos básicos sobre las técnicas contraceptivas actualmente disponibles. La información recogida está basada en la evidencia y opinión médicas contrastadas hasta el momento de su revisión. Es posible que a través de otras personas o medios de comunicación usted pudiera tener otros datos con diferentes puntos de vista. En caso de duda,  confíe en su ginecólogo para cualquier consulta o aclaración.

Métodos naturales
Introducción


Eficacia:

  •     Aunque puede depender del método, en general la eficacia es del 94%. Es decir se producen 6 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.
  •     En general, los métodos naturales no son tan fiables como las técnicas artificiales.

Ventajas:

  •     Sin efectos secundarios.
  •     Sin empleo de hormonas.
  •     Mejor conocimiento del propio organismo.

Inconvenientes:

  •     Necesidad de complementarlos con el empleo de métodos de barrera en días fértiles con relaciones sexuales.
  •     Necesidad de profundo conocimiento del método.
  •     No protegen contra las infecciones de transmisión sexual.

Los métodos  naturales pueden parecer tentadores pero  hay que tener en cuenta  que no recurren a ayudas artificiales y se fundamentan en la abstinencia periódica. Se basan en la identificación del día del ciclo menstrual en que ovula la mujer, mejorando el autoconocimiento y la comprensión de los ritmos biológicos para regular o evitar el embarazo. Funcionan identificando los días fértiles según signos o kits específicos, señalando los días en que se pueden mantener relaciones sexuales sin riesgo de embarazo.

El embarazo puede resultar del coito realizado pocos días antes, durante o después de la ovulación; como consecuencia, esos son los días en los que habrá que evitar el contacto sexual.

Hay tres métodos comunes para averiguar los días peligrosos: el método del calendario o de Ogino, el de la temperatura basal y el de inspección del moco cervical.

El método del calendario, utilizado aisladamente, es que menos confianza ofrece, pues siempre actúa de manera retrospectiva; y las mujeres de ciclos muy irregulares pueden advertir, si se ciñen estrictamente a este método, que no cuentan con ningún día de seguridad absoluta.

La combinación de los de temperatura e inspección de moco, llamada método sintotérmico, ofrece la mayor fiabilidad de todos los naturales si se efectúan con la asistencia del médico.

En definitiva, lo que de verdad cuenta es la motivación como pareja y el deseo común de abstenerse del sexo durante los días de riesgo. Son métodos adecuado para personas que asuman un margen de inseguridad y debe tenerse en cuenta que para aumentar la eficacia necesitan enseñanza por personal cualificado.

Método del calendario o método de Ogino-Knaus 


Este es el menos fiable de los métodos anticonceptivos naturales, incluso en mujeres con ciclos menstruales regulares.


Consiste en no mantener relaciones sexuales durante los días de la ovulación, que es cuando el cuerpo de la mujer se encuentra en la etapa más fértil.

Se determina el periodo fértil mediante cálculos basándose en que la ovulación tiene lugar una sola vez en cada ciclo y suele ocurrir aproximadamente en el 14º día (contando el primer día de la regla como primer día del ciclo).

Dado que el óvulo y los espermatozoides tienen una vida limitada a unas 24-72 horas, se evita la unión sexual durante unos días antes, durante y después de la ovulación, entre los días 8 y 18 del ciclo.

¿Cómo se utiliza?

  •     Antes de aplicar este método, se debe mantener un detallado registro de la duración de los ciclos, por lo menos durante 12 meses (en los cálculos el día 1 es el primero del periodo).
  •     Después, para calcular los días no seguros, se debe restar 18 del número de los del ciclo más corto, y 11 del más largo. De este modo se obtienen dos cifras, correspondientes a los días entre los cuales el acto sexual no es seguro.

Debe tenerse en cuenta que hay varios factores que pueden cambiar hasta los ciclos menstruales más regulares, como:

  •     La tensión o estrés
  •     Cambios de peso
  •     Cambios de nivel de actividades
  •     Parto
  •     Cambios hormonales naturales.

Método de la temperatura basal 

Utiliza la determinación de la temperatura basal de la mujer a lo largo del ciclo. En la mayor parte de las mujeres, la temperatura del cuerpo se eleva un poco inmediatamente después de la ovulación (alrededor de 0’5 grados), y no desciende hasta que se inicia el periodo siguiente. Este aumento de temperatura indica normalmente el periodo fértil del ciclo y, por lo general, dura alrededor de 3 días.

¿Cómo se utiliza?

  •     Para registrar la variación de la temperatura, se debe poner el termómetro a diario al despertarse y antes de realizar cualquier actividad, procurando que sea uno diseñado para medir levísimos cambios y que diferencie décimas de grado, y se anotará la medición en una tabla.
  •     En estos ciclos, los días inseguros duran desde el último día del periodo hasta que la temperatura se ha elevado durante tres días consecutivos. 

Moco cervical o método de Billings 

Los Dres. J. y E. Billings desarrollaron un método que permite reconocer los cambios en el moco cervical y elaborar el patrón de fertilidad propio de cada mujer en las diferentes circunstancias de la vida fértil.

El flujo mucoso del canal cervical (cuello del útero), tanto por su cantidad como su composición, desempeña un papel clave en la fertilidad humana ya que cualquier espermatozoide que intente llegar al óvulo tiene que pasar a través de él.

En el momento de la ovulación, el moco del cérvix pasa de una consistencia espesa y poco abundante a una secreción profusa, más fluida y transparente, que a veces se dispone en hilos largos.

¿Cómo se utiliza?

  •     La mujer aprende a reconocer estos cambios examinando el propio moco y anotando su aspecto. Cuando se hace más espeso y menos abundante indica que han terminado los días fértiles.
  •     Se permite el coito en días alternos (para prevenir que no se confunda el moco cervical con el semen) después del fin de la menstruación hasta que se detecta un incremento de la secreción del moco cervical. La abstinencia sexual se mantiene hasta 4 días después de la observación del pico del moco. 

Preguntas frecuentes

¿Es seguro el coitus interruptus o marcha atrás?

El “coitus interruptus” (también llamado “marcha atrás”) no es un método anticonceptivo ya que puede haber embarazo con la penetración aunque no haya eyaculación, pues el pene segrega un líquido que puede contener una pequeña cantidad de espermatozoides. En ese caso, aunque el hombre retire el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación, se puede producir el embarazo. Además no protege contra las infecciones de transmisión sexual.

Métodos vaginales

Diafragma


Eficacia:

  •     92-96% de eficacia. Es decir se producen 4-8 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.
  •     Su fracaso se debe usualmente al movimiento del diafragma durante el contacto del pene con la vagina.

Ventajas:

  •     Introducción selectiva cuando relaciones sexuales.
  •     El diafragma tiene muy pocos efectos secundarios en la salud.
  •     Apenas estorba a la relación sexual de la pareja.

Inconvenientes:

  •     Precisa aprendizaje.
  •     Hay mujeres (y hombres) alérgicas a las sustancias con que se fabrican los diafragmas.
  •     No se recomienda el diafragma para las mujeres que tienen tendencia a las infecciones de las vías urinarias.
  •     No protegen contra las infecciones de transmisión sexual.

El diafragma es un capuchón de látex suave que se inserta en la vagina, y que se ajusta bastante bien al cérvix (el cuello de la matriz), oponiendo así una barrera física al esperma, dejado al menos 6 horas tras las relaciones sexuales y adecuado a cada mujer.

Diafragma y método de colocación

Diafragma y método de colocación
Existen varios modelos y tamaños de diafragma.
Su utilización requiere el adiestramiento previo de la mujer por el ginecólogo o enfermera de anticoncepción, quien seleccionará el más adecuado y su tamaño.

El diafragma se debe utilizar junto con crema espermicida, ya que bloquea la entrada del esperma a la cavidad uterina y el espermicida proporciona protección adicional al dañar a los espermatozoides.

¿Cómo se utiliza?

  •     Lo coloca la mujer antes del acto sexual, no más de 6 horas antes de la eyaculación.
  •     Se retira no menos de 6 horas después del coito, pero antes de 24 horas, se limpia con cuidado, lavándolo con agua y jabón, y se deja a punto para la próxima ocasión.
  •     Se debe utilizar siempre con un espermicida.
  •     Si hay un nuevo coito se ha de volver a introducir crema espermicida antes y calcular las 6 horas desde el último coito.

A tener en cuenta:

  •     Cambio de tamaño de diafragma si gana o pierde peso de forma importante.
  •     No dejar el diafragma colocado más de 24 horas.
  •     Se aconseja que acuda al ginecólogo cada 12 meses para comprobar que no hay cambios.

Espermicidas


Eficacia:

  •     92-96% de eficacia. Es decir se producen 4-8 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Introducción selectiva cuando hay relaciones sexuales.

Inconvenientes:

  •     Se debe repetir la aplicación en caso de relaciones sexuales seguidas.
  •     Precisa aprendizaje.
  •     No protegen contra las infecciones de transmisión sexual.

Los espermicidas son barreras químicas cuyo objetivo es dañar a los espermatozoides haciendo poco probable la fecundación.

Aunque actualmente están fuera del mercado español, en los países donde se comercializan hay muchas formas de presentación:

– cremas
– óvulos vaginales
– esponjas
– jaleas
– espumas
– aerosoles
– pesarios
– película impregnada de espermicida

Deben aplicarse en la vagina poco antes (al menos 15 minutos) de cada contacto sexual.

Debido a su baja eficacia generalmente sólo se indican como apoyo de otros métodos de barrera (por ejemplo el preservativo o el diafragma) para aumentar su seguridad, o bien en épocas de fertilidad reducida (después de un parto mientras se está lactando y aún no se ha presentado la regla, en la perimenopausia).

En muy raras ocasiones, el espermicida puede provocar una reacción alérgica y/o producir prurito y enrojecimiento en el área genital.

Métodos de barrera 

Preservativo masculino o condón 


Eficacia:

  •     98-99% de eficacia si se utiliza correctamente, a lo largo de toda la relación sexual. Es decir se producen 1-2 embarazos por cada 100 mujeres durante un año

Ventajas:

  •     Se puede adquirir con gran facilidad y además existen varios diseños.
  •     Ofrece protección frente a las infecciones de transmisión sexual, incluido HIV.

Inconvenientes:

  •     Riesgo de rotura o de permanencia en la vagina tras las relaciones sexuales con lo que pierde su eficacia.
  •     El hecho de tener que colocar el preservativo en el pene erecto, puede interrumpir la dinámica de las relaciones sexuales.
  •     Se debe emplear un preservativo nuevo en cada relación sexual.

Desde la antigüedad se ha utilizado algún tipo de  preservativo (también llamado condón) para evitar el embarazo  y prevenir las que se conocían como “enfermedades venéreas” (en relación con Venus, diosa del Amor) que hoy denominamos Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Así, por ejemplo, se sabe que en Egipto 1000 años antes de Cristo ya se usaban fundas de tela sobre el pene como preservativo.

El preservativo masculino  es una funda delgada, cerrada por un extremo, elástica y resistente que se coloca en el pene erecto antes de la relación con penetración. Cuando se eyacula, el esperma queda en el extremo cerrado, evitando el paso del semen a la cavidad vaginal. Para su fabricación se usan diversos materiales como el látex o el poliuretano.

Hay muchos tipos de preservativos. Pueden ser de diversos colores, transparentes u opacos, e incluso fosforescentes. Además hay preservativos holgados o ajustados; lisos o con textura para aumentar la sensación; con sabores (frutas, chocolate, etc.), para realizar sexo oral; de mayor grosor para aumentar su resistencia o más delgados para aumentar la sensibilidad; con más o menos cantidad de lubricante y con o sin espermicida.

Para usar correctamente el preservativo, lo primero a tener en cuenta es comprobar la fecha de caducidad. No se deben usar preservativos caducados ya que aunque puedan parecer normales, se rompen más fácilmente. Al abrir el envase, se debe tener cuidado en no dañarlo por lo que no se deben utilizar tijeras, navajas o los dientes y se ha de tener cuidado de no rasgarlo con las uñas.

Una vez que el pene está erecto, antes de cualquier tipo de penetración o de caricias en que el pene contacte con la vagina, la vulva  o el ano se debe colocar el preservativo. Se ha de comprobar que el preservativo se pueda desenrollar sin dificultades y entonces desenrollarlo desde la punta hasta la base del pene, apretando previamente con la yema de los dedos la punta del preservativo (receptáculo) para que no forme una cámara de aire que pueda romperlo.

El pene se debe retirar inmediatamente después de la eyaculación, antes de que esté fláccido,  entonces se retira el preservativo, sujetando con los dedos la base, con cuidado de que no se derrame semen. Antes de continuar el contacto íntimo con la pareja deben lavarse las manos y el pene ya que pueden quedar restos de semen.

Muchos preservativos se venden ya prelubricados con espermicida.

También se puede utilizar la  doble protección. Consiste en la prevención simultánea de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual (ITS) y contagio del SIDA., mediante el uso combinado del preservativo y el método anticonceptivo que se considere más eficaz. Así, por ejemplo, no hay inconveniente en usar conjuntamente la píldora y el preservativo.

El preservativo masculino no se pueden volver a utilizar, hay que usar uno nuevo en cada penetración y deben tirarse siempre a la basura, nunca al a lavabo.

A tener en cuenta:

  •     Comprobar fecha caducidad.
  •     Sensibilidad al látex: Las personas alérgicas pueden utilizar preservativos de poliuretano.
  •     Pueden dañarse con productos oleosos: Si hay que usar lubrificantes, deben ser acuosos. 
  •     Conservarlos alejados de la luz y el calor por lo que se debe evitar guardar el preservativo donde pueda estropearse (cartera, guantera del coche, etc.).

Preservativo femenino 


Eficacia:

  •     95% de eficacia si se utiliza correctamente, a lo largo de toda la relación sexual. Es decir se producen 5 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Protección frente a infecciones de transmisión sexual, incluido HIV.
  •     Puede emplearse junto a otros productos lubricantes.

Inconvenientes:

  •     Precio.
  •     Desplazamiento en la vagina.
  •     Puede interrumpir la dinámica de las relaciones sexuales.

El preservativo femenino consiste en una funda delgada, transparente y suave que se coloca en la vagina de la mujer antes de la penetración, para que durante el coito el pene permanezca cubierto y el semen se pueda almacenar allí.

Esta funda tiene forma cilíndrica está  lubricada y presenta dos anillos, uno en cada extremo. El anillo más pequeño debe introducirse en la vagina hasta la parte más profunda, como si se estuviera colocando un tampón o un diafragma. El anillo más grande – junto con una pequeña parte del preservativo – debe permanecer en el exterior de la vagina, aplanado sobre los labios mayores de la vulva.

Se ha de colocar siempre antes de la penetración o de que el pene contacte con la vagina o la vulva. Durante la penetración debe evitarse el desplazamiento del preservativo sobre vagina y asegurarse de que el pene no se coloque entre el preservativo y la vagina.

Para retirarlo,  se ha de torcer el anillo exterior y estirar con suavidad con cuidado de que no se derrame semen. También en este caso antes de continuar el contacto íntimo con la pareja deben lavarse las manos y el pene ya que pueden quedar restos de semen.

Para aumentar la eficacia anticonceptiva del preservativo se puede utilizar la  doble protección. Consiste  en la prevención simultánea de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual (ITS) y contagio del SIDA., mediante el uso combinado del preservativo y el método anticonceptivo que se considere más eficaz. Así, por ejemplo, no hay inconveniente en usar conjuntamente la píldora y el preservativo.

El preservativo femenino no se pueden volver a utilizar, hay que usar uno nuevo en cada penetración y deben tirarse siempre a la basura, nunca al a lavabo.

A tener en cuenta:

  •     Se debe comprobar la fecha de caducidad.
  •     Conservarlos alejados de la luz y el calor por lo que se debe evitar guardar el preservativo donde pueda estropearse (cartera, guantera del coche, etc.).

Preguntas frecuentes

¿Cómo se pone el preservativo masculino?

Al abrir el envase del preservativo, se debe tener cuidado en no dañarlo con las uñas o dientes. Una vez que el pene está erecto, antes de cualquier tipo de penetración o de caricias en que el pene contacte con la vagina o la vulva, se debe colocar el preservativo desenrollándolo desde la punta hasta la base del pene, apretando previamente con la yema de los dedos la punta del preservativo (receptáculo) para que no forme una cámara de aire que pueda romperlo. Antes de que el pene esté fláccido, se retira el preservativo con cuidado de que no se derrame semen.

¿Qué pasa si el preservativo se rompe o queda retenido?

Sin en alguna ocasión el preservativo se rompe o queda retenido en la vagina hay riesgo de embarazo, por lo que en estos casos es aconsejable utilizar la píldora postcoital o del día después (anticoncepción de urgencia).

¿Es cierto que si los preservativos son más gruesos son más seguros?

No. La eficacia de los preservativos no depende de su grosor sino de su uso correcto. Es cierto que existe un tipo de condón llamado resistente, pero este es un preservativo específico  que se recomienda para las relaciones anales. 

¿Los preservativos son biodegradables?

Aunque puedan ser biodegradables, los preservativos que se tiran al lavabo, mientras se degradan, acaban flotando en las aguas de los ríos y mares. Entre otras muchas consecuencias pueden resultar muy perjudiciales para los animales que viven en estos ecosistemas ya que los pueden ingerir al confundirlos con alimento.

¿Que con el condón el hombre sienta menos es una razón para no utilizarlo?

Esta excusa para no usar el condón no tiene fundamento. El placer durante la relación depende de muchos factores, por tanto lo que se “siente” no depende exclusivamente de la sensibilización del pene. Es cierto que el preservativo puede disminuir la sensibilidad del pene pero,  hoy en día existen preservativos más delgados justo para disminuir este efecto.

¿Puedo utilizar un lubricante vaginal sin que afecte la seguridad del preservativo?

Aunque los preservativos normalmente ya llevan una pequeña cantidad de lubricante,  si necesitas más lubricación puedes utilizar solamente lubricantes solubles en agua (si tienes dudas consulta en tu farmacia). Se deben evitar  los productos grasos (vaselina, aceites, cremas corporales, etc.) ya que pueden afectar la integridad del condón.

¿Es cierto que utilizar el preservativo te produce hongos?

No es en absoluto cierto que el condón provoque la aparición de hongos. Lo que puede pasar, aunque es poco frecuente, es que determinadas personas tengan alergia al látex o a ciertos tipos de lubricante que incorporan algunos condones con lo que pueden experimentar molestias parecidas a las que producen los hongos. Si las molestias se repiten hay que consultar con el médico. 

¿Poniendo dos condones a la vez se aumenta la seguridad de no quedarte embarazada?

No, no deben ponerse dos condones a la vez. No sólo no aumentas la seguridad sino que por el contrario hay mayor riesgo de que se rompan o se deslicen. Con un condón es suficiente si se usa de manera correcta. 

¿Con la regla se debe utilizar el preservativo?

Siempre hay que utilizar el preservativo ya que la regla no protege ni de las infecciones de transmisión sexual ni de la posibilidad de embarazo. Te puedes quedar embarazada tanto durante la menstruación como en cualquier otro día del ciclo, aunque es cierto que las posibilidades son más bajas cuando se tiene la regla el riesgo de embarazo existe. 

¿Son mejores  los preservativos que se venden en las farmacias?

Sí y no. Los preservativos mejores, de hecho los únicos que se deben utilizar son aquellos que están homologados. Si bien es cierto que si los compras en la farmacia tienes la seguridad de que son homologados (ya que las farmacias solo venden de este tipo), también es verdad que de este tipo se pueden comprar en otro tipo de establecimientos e incluso por Internet. Lo importante es comprobar que sean de una marca con homologación.

Métodos hormonales

Píldora oral combinada

Hay dos clases principales de píldoras anticonceptivas: la combinación estrógeno-progesterona y la de progesterona sola.

Las dos liberan hormonas sintéticas en el organismo para disminuir de varios modos las probabilidades de quedar embarazada.

A tener en cuenta:

  •     Disminución de la eficacia si existen errores en la toma (más de 12 horas), vómitos, diarrea.
  •     Interacción con otros fármacos. 

Eficacia:

  •     Más del 99% de eficacia.  Es decir menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Ofrece regularidad en los ciclos.
  •     Disminuye el volumen y los días de la menstruación, dolor menstrual y tensión premenstrual.
  •     Protección frente a cáncer de ovario, matriz y algunas infecciones ginecológicas.
  •     Aceptable en no fumadoras hasta la menopausia.

Inconvenientes:

  •     Necesidad de realizar una historia clínica completa para descartar contraindicaciones.
  •     Algún efecto secundario menor.
  •     No indicado en fumadoras mayores de 35 años y mujeres lactando.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

La píldora combinada impide la ovulación (liberación mensual del óvulo), haciendo que el moco del cérvix sea hostil al esperma, y afectando al endometrio (la mucosa del útero) de tal forma que sea muy improbable la implantación de un óvulo fertilizado.

Por lo común, se ingiere durante 21 ó 22 días consecutivos, seguidos de 6 ó 7 en que se prescinde de ella. También existen preparados con píldoras placebo en los que no se interrumpe la toma con lo que se toman entre 21 y 24 comprimidos con medicamento activo, y entre 7 y 4 comprimidos con placebo.

¿Qué efectividad tiene?

Se puede esperar que la píldora combinada tenga un 100% de efectividad si se emplea de acuerdo con las instrucciones del prospecto.

Las causas más frecuentes de disminución de la eficacia anticonceptiva son las alteraciones en la toma de los comprimidos (olvido de alguna píldora, aumento en el intervalo de los días de descanso), las alteraciones digestivas y las interacciones con otros fármacos.

En muy raras ocasiones otros fármacos (en especial ciertos antibióticos o medicinas antiepilépticas) tomados simultáneamente, o una grave alteración gastrointestinal, hacen que no actúe.

De cualquier modo, la mayor parte de los “fallos” de la píldora combinada se deben a que la mujer no las ha tomado de la manera recetada.

¿Qué consecuencias tiene tomar la píldora?

Habrá una probable pérdida menor de sangre que en un periodo normal. Tal vez también disminuya el dolor durante los periodos y se observe una atenuación de los síntomas de tensión premenstrual.

Algunas mujeres descubren que, al tomar la píldora, su estado general mejora, lo mismo que su piel y su pelo; unas pocas experimentan efectos secundarios, como náusea, tensión mamaria o aparición de manchas de sangre entre los periodos (hemorragia intermenstrual).

Existen distintas clases de píldora combinada, y si no está contenta con una, el médico quizá decida recetarle otra.

Entre los efectos positivos de los anticonceptivos orales están:

  •     La disminución del riesgo de cáncer de ovario en un 40-50% en mujeres que los tomaron al menos un año, persistiendo este efecto hasta 10 años después.
  •     Disminuyen también la incidencia de cáncer de endometrio hasta en un 50% en mujeres que los tomaron al menos 2 años.
  •     La mejoría de la dismenorrea, de las hipermenorreas y, por tanto, de las anemias ferropénicas.
  •     Mejoría de los quistes ováricos funcionales.
  •     Mejoría de los trastornos menstruales.
  •     Puede mejorar algunos casos de acné.
  •     Disminución de la incidencia de embarazos ectópicos y de la enfermedad inflamatoria pélvica.
  •     También pueden usarse como terapia hormonal sustitutiva en pacientes amenorreicas para prevenir la osteoporosis y el riesgo cardiovascular.

Las píldoras que se utilizan actualmente son de dosis hormonales muy bajas y tienen muy pocos efectos secundarios. Sin embargo, en algunas mujeres pueden producir algunos efectos secundarios leves como:

  •     náuseas
  •     aumento de peso leve
  •     cierta retención de líquidos
  •     dolores de cabeza
  •     sensibilidad en los senos
  •     sangrado entre períodos menstruales

¿En qué casos está contraindicada?

Si tiene más de 35 años y fuma, debe pensar seriamente en dejar de fumar o cambiar de anticonceptivo. No le preocupe mucho renunciar a la píldora si tiene más de 40 años. Los otros procedimientos de anticoncepción suelen ser menos efectivos; pero como su fertilidad va decreciendo, un método menos eficaz será suficiente.

Las señales de que la píldora no es el anticonceptivo que le conviene son:

  •     Hipertensión (presión sanguínea alta)
  •     Dolor en las piernas o en las mamas.
  •     Tobillos o piernas hinchados.
  •     Cefaleas intensas o migrañas.
  •     Visión alterada.

Notifique a su médico sin demora cualquiera de estos síntomas.

¿Qué riesgos para la salud puede comportar la píldora?

La píldora combinada no se recomienda inmediatamente después del parto, en especial si la lactancia es materna, pues reduciría la producción de leche. El que el embarazo y parto no sean normales, no se asocian a su consumo.

Es importante medir regularmente la presión cuando se toma la píldora. Si su presión sanguínea es alta (hipertensión), le aconsejarán que elija otro método de anticoncepción.

La mayor parte de quienes toman la píldora corren muy pocos riesgos.

Los riesgos graves son insignificantes, a menos que haya habido o exista en la familia un historial de trombosis de venas profundas, trombosis coronaria o apoplejía.

Si tiene antecedentes de cualquiera de estas enfermedades, el médico querrá con toda certeza una comprobación de su salud, y le aconsejará tal vez que renuncie a la píldora.

Tal vez le aconseje lo mismo si sufre anemia drepanocítica o diabetes mellitus, que pueden predisponer a padecimientos circulatorios. También en caso de haber padecido ictericia.

Hay que tener presente que, cuantos más años tenga, más riesgo corre de padecer una enfermedad circulatoria.

Además, si se toman muchos años seguidos antes del primer embarazo se cree que aumenta en un porcentaje muy bajo el riesgo de cáncer de mama.

Estos riesgos para la salud ocurren con una frecuencia muy baja; hay millones de mujeres en el mundo que las toman y muy pocas que hayan tenido problemas importantes.

Píldora trifásica

Al igual que la combinada, la píldora trifásica contiene estrógeno y progesterona, y se toma durante 21 días de los 28 del ciclo.

A diferencia de la combinada, en la trifásica hay gradaciones de hormonas y, por consiguiente, debe utilizarse en el orden correcto para que sea eficaz.

Los efectos secundarios y los riesgos son semejantes a los de la combinada.

Anticonceptivo vaginal combinado (anillo vaginal) 


Eficacia:

  •     98% de eficacia. Es decir 2 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Ofrece regularidad en los ciclos.
  •     Disminuye el volumen y los días de la menstruación, dolor menstrual y tensión premenstrual.
  •     Protección frente a cáncer de ovario, matriz y algunas infecciones ginecológicas.
  •     Aceptable en no fumadoras hasta la menopausia.

Inconvenientes:

  •     Necesidad de realizar una historia clínica completa para descartar contraindicaciones.
  •     Algún efecto secundario menor.
  •     No indicado en fumadoras mayores de 35 años y mujeres lactando.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

Combinación de estrógeno y gestágeno que impide la ovulación, la absorción es por vía vaginal.

Anillo anticonceptivo

Anillo anticonceptivo

Se coloca un anillo en la vagina durante 3 semanas y se retira una semana para tener “regla”. Tras la semana de descanso se coloca otro.

Parche anticonceptivo 


Eficacia:

  •     99% eficacia.  Es decir 1 embarazo por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Ofrece regularidad en los ciclos.
  •     Disminuye el volumen y los días de la menstruación, dolor menstrual y tensión premenstrual.
  •     Protección frente a cáncer de ovario, matriz y algunas infecciones ginecológicas.
  •     Aceptable en no fumadoras hasta la menopausia.

Inconvenientes:

  •     Necesidad de realizar una historia clínica completa para descartar contraindicaciones.
  •     Algún efecto secundario menor.
  •     No indicado en fumadoras mayores de 35 años y mujeres lactando.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

Combinación de estrógeno y gestágeno que impide la ovulación, la absorción es por vía transdérmica.

Parche anticonceptivo

Parche anticonceptivo

Se pone un parche cada semana, durante 3 semanas, y se descansa una semana para tener “regla”.

Píldora oral de progesterona


Eficacia:

  •     Más del 99% de eficacia.  Es decir menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Está indicada principalmente en mujeres lactando.

Inconvenientes:

  •     La menstruación puede ser irregular, haber pérdidas o algún bache amenorreico.
  •     Algún efecto secundario menor.
  •     Puede disminuir su eficacia si el peso es mayor de 70 kg.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

Actúa provocando cambios que dificultan la progresión del semen o la implantación del óvulo fecundado.
Puede anular la ovulación.

Se toma a diario, sin interrupción, incluso durante el periodo.

No impide la ovulación: se está levemente expuesta al riesgo de quedar embarazada, sobre todo si olvida tomarla más de 12 horas.

La píldora de progesterona sola parece adecuada para mujeres de todas las edades.

A tener en cuenta:

  •     Disminución de eficacia si errores en toma (más de 12 horas), vómitos, diarrea.
  •     Interacción con otros fármacos. 

Anticonceptivo inyectable de progesterona 


Eficacia:

  •     Más del 99% de eficacia.  Es decir menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Duración de 12 semanas (según preparado).
  •     Protección frente al cáncer de matriz.
  •     No presenta interacción medicamentosa o anti epilépticos

Inconvenientes:

  •     Alteraciones menstruales.
  •     La fertilidad puede alterarse durante un tiempo al interrumpirlo.
  •     Posible incremento de peso.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

Consiste en introducir en el cuerpo una cantidad de hormona progesterona para mediante su liberación lenta evitar la ovulación.

La inyección de progesterona en el brazo o nalgas de la mujer representa, por lo menos, dos meses de anticoncepción.

Durante estos dos meses, no hay que considerar este método anticonceptivo si es que tiene planes de quedarse embarazada a un año vista, aproximadamente.

Debe tenerse en cuenta que los efectos secundarios, si los hubiera, duran hasta que cede el efecto.

Implante anticonceptivo 


Eficacia:

  •     Más del 99% de eficacia.  Es decir menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres durante un año.
  •     98% de eficacia en 5 años. Es decir 2 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Protección posible hasta 5-3 años, dependiendo del tipo de implante
  •     La fertilidad se reinstaura de inmediato tras retirarlo.

Inconvenientes:

  •     Se coloca con una pequeña intervención con anestesia local.
  •     Alteraciones menstruales.
  •     Efectos secundarios como cefaleas y tensión mamaria temporales.
  •     Posible incremento de peso.
  •     Retirada ocasionalmente dificultosa o complicada.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

Implante anticonceptivo

Implante anticonceptivo

Se coloca bajo la piel del antebrazo y actúa liberando progesterona para prevenir la fecundación.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se toman las pastillas anticonceptivas?

La píldora se toma por primera vez en el primer día de la menstruación y se ha de tomar todos los días a una misma hora. Si la caja es de 21 píldoras se toma durante 21 días, y luego los siguientes 7 días se deja de tomar. Si la caja es de 28 píldoras se toma durante 28 días y se empieza una nueva caja al acabar la anterior sin descansos. En el mercado también hay algún tipo de pastillas que se toman durante 22 días consecutivos, con un intervalo libre de 6 días.

¿Es normal tener pequeñas pérdidas los primeros meses que se toman pastillas anticonceptivas?

La píldora regula las reglas que aparecerán más o menos cada 28 días. La regla se presenta con menor sangrado y dura menos tiempo, se aprecia también en muchos casos una disminución de las molestias que la acompañan. En algunos casos, en especial en los tres primeros meses de uso de la píldora, se pueden presentar hemorragias muy escasas (“manchados”) entre períodos. Estas pérdidas suelen desaparecer tras unos meses y no obligan a suspender el tratamiento, aunque en el caso de que persistieren más de 3 ó 4 meses es aconsejable consultar con el ginecólogo.

¿Qué pasa si tomando pastillas anticonceptivas no viene la regla?

Las pastillas anticonceptivas producen un efecto de disminución de cantidad menstrual (generalmente) pero manteniendo la regla. Si no viene la regla puede ser síntoma de que ha habido un fallo, aunque en determinados casos puede no presentarse la regla sin que esto haya ocurrido. Se debe realizar una prueba de embarazo para asegurar que es negativa y consultar con el médico que recetó las pastillas.

¿Qué pasa si se toman otros medicamentos con las pastillas anticonceptivas?

Algunos antibióticos, sedantes y medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la epilepsia pueden disminuir los efectos de la píldora. Se debe comentar siempre con el médico que recete otros medicamentos la circunstancia de que se toman pastillas anticonceptivas, para que informe de los posibles efectos. En caso de dudas es recomendable utilizar un método adicional de barrera como el preservativo.

Si se toman pastillas, ¿se debe descansar antes de buscar un embarazo?

Las pastillas son un método anticonceptivo reversible y no es necesario un descanso largo antes de un embarazo, ya que no hay relación alguna entre la toma de anticonceptivos orales y problemas con el feto. Tampoco hay relación con problemas de fertilidad en mujeres que los hayan tomado, aunque sea durante largo tiempo. Cuando se suspenden las pastillas, si bien en ocasiones la regla puede tardar un poco en aparecer, en poco tiempo (máximo unos meses) se recupera el equilibrio hormonal y el funcionalismo ovárico, con lo no hay problema para un embarazo. En cualquier caso, siempre es recomendable esperar a que se haya instaurado un ciclo normal antes de ir a la búsqueda del embarazo.

¿Haber tomado pastillas anticonceptivas por un período prolongado puede afectar a mi organismo al momento de querer concebir?

El uso de anticoncepción hormonal no guarda ninguna relación con un supuesto aumento o disminución de la fertilidad. En otras palabras, tomar la píldora no predispone ni dificulta lograr el embarazo.

¿La píldora engorda?

No. Es cierto que al principio de su comercialización, las píldoras con dosis altas de hormonas podían producir aumento de peso, sin embargo la píldora actual es muy diferente a la que se utilizaba anteriormente. Es de muy baja dosis, por lo que sólo en contados casos produce variaciones de peso. Lo habitual es que el peso prácticamente no varíe o se produzca un aumento o descenso de pocos kilos, especialmente en los primeros meses de su utilización.

Dispositivos intrauterinos (DIU)
DIU de cobre 


Eficacia:

  •     98-99% eficacia.  Es decir 1-2 embarazos por cada 100 mujeres durante un año.
  •     Es un método de alta eficacia anticonceptiva, y esa fiabilidad aumenta con el tiempo de utilización.

Ventajas:

  •     Acción inmediata y durante un máximo de 5 años según el modelo de DIU.
  •     No hay que realizar ninguna preparación antes del acto sexual.

Inconvenientes:

  •     Menstruaciones ocasionalmente más abundantes y dolorosas.
  •     No apto si varias parejas sexuales.
  •     Alrededor del 10% de los DIU se expulsan por accidente, a veces incluso sin que la mujer lo advierta. Por eso tienen gran importancia las comprobaciones periódicas, para averiguar si el dispositivo está en el lugar debido.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

El dispositivo intrauterino (DIU) es un pequeño aparato de plástico y cobre que tiene un tamaño aproximado de unos 3 a 4 cm de alto, por 1 a 2 cm de ancho, que se inserta en la cavidad uterina a través del cérvix para evitar el embarazo, y que la mujer lleva de forma permanente.​

Diversos modelos de DIU

Diversos modelos de DIU

Como la mujer ha ovulado de modo regular durante el uso del DIU, será fértil en cuanto se lo retiren.

¿Cómo funciona?

Aunque se desconoce el mecanismo de acción exacto, los últimos estudios sugieren que el DIU impide que los espermatozoides fecunden los óvulos.

¿Cómo se coloca?

La colocación la debe realizar un ginecólogo:

  •     Se aconseja la colocación del DIU durante el periodo menstrual, ya que el cuello uterino está más abierto y aseguramos que no exista embarazo. 
  •     Exige unos cinco minutos.
  •     Por lo regular, no requiere anestesia.
  •     La colocación produce cierta incomodidad, y no está de más que se tome las cosas con tranquilidad durante el resto del día.

Debe recordarse que necesita una revisión médica periódicamente y que el DIU ha de remplazarse cada 3-5 años

¿Tiene efectos secundarios?

  •     Los periodos se hacen más largos, abundantes y dolorosos, sobre todo en los primeros meses posteriores a haberlo colocado.
  •     Entre los periodos, puede sufrir alguna ligera hemorragia y dolores intermitentes.
  •     Además, ciertas mujeres notan un aumento en la secreción de moco, pero no deben preocuparse.

Asimismo, el dispositivo puede interferir la acción de las defensas naturales del sistema reproductor frente a una infección. Por ello, muchos médicos aconsejan a las mujeres que tienen más de una pareja sexual que no lo utilicen o utilicen un método de barrera conjuntamente, ya que corren mayor riesgo de contraer una infección transmitida sexualmente,

Toda concepción con el DIU en el útero tiene mayor probabilidad de causar un embarazo ectópico.

Las mujeres que usan los dispositivos intrauterinos tienen un riesgo acentuado de sufrir la enfermedad inflamatoria pélvica, en los primeros meses tras la colocación, y si están expuestas a riesgo de infección transmitida sexualmente

Si no tolera sus efectos secundarios, si desea tener hijos o si queda embarazada con el DIU colocado, el médico lo retirará tirando de los hilos que salen del cérvix.

DIU con progesterona 


Eficacia:

  •     Más del 99% de eficacia.  Es decir menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres durante un año.

Ventajas:

  •     Acción inmediata y duración mínima de 5 años.
  •     Menstruación menor.
  •     Especialmente útil en mujeres con reglas abundantes.

Inconvenientes:

  •     Alteración patrón de sangrado.
  •     Efectos secundarios temporales (cefalea, tensión mamaria).
  •     En el 50% de los casos se produce amenorrea.
  •     No protege frente a las enfermedades de transmisión sexual.

Dispositivo de plástico que libera progesterona dentro de la matriz con lo que se dificulta la fecundación y anidación.

DIU de progesterona

DIU de progesterona

Debe recordarse que necesita una revisión médica periódicamente y que el DIU de progesterona ha de remplazarse cada 5 años

Anticoncepción de urgencia 


En el caso de una relación no protegida o si se sospecha de un fallo del método contraceptivo habitual, se debe consultar al ginecólog@ lo antes posible.

En la actualidad existen dos métodos de anticoncepción de recurso:

  •     Administración de dosis especiales de progesterona oral antes de transcurridas 72 horas desde la relación sexual.
  •     Inserción de un dispositivo intrauterino antes de que hayan transcurrido 5 días de la relación sexual.

La píldora del día después


Eficacia:

  •     80% de eficacia.  Es decir  evita 7 de cada 8 embarazos.

Ventajas:

  •     Evita el embarazo no intencionado ante un coito no protegido.

Inconvenientes:

  •     Vómito ocasional.
  •     Posible irregularidad menstrual.
  •     No protege frente a las infecciones de transmisión sexual.

La píldora del día después es un método de emergencia y no se debe utilizar como método anticonceptivo habitual. La píldora del día después (también llamada anticoncepción de urgencia o anticoncepción post-coital) consiste en tomar ciertas píldoras después de un coito sin protección, para prevenir el embarazo. También se puede utilizar si se rompe un preservativo o queda retenido en la vagina. La anticoncepción de emergencia no es abortiva ya que no interrumpe un embarazo establecido. Sus posibles mecanismos de actuación son desplazar la ovulación o dificultar la fecundación.

Las píldoras de urgencia se deben comenzar a tomar preferentemente antes de que transcurran 48 horas desde el momento del coito de riesgo si bien pueden ser efectivas si se toman hasta 72 horas después de la relación. Cuanto más pronto se tomen las píldoras mayor será su eficacia, aunque es bueno saber que si fallan no perjudicaran al feto. En caso de necesidad se debe contactar lo antes posible con el ginecólog@, centro de salud o médico de cabecera para que las receten.

A tener en cuenta:

  •     Si falla, no perjudican al feto.
  •     Más efectividad si se toma antes de las 24 h del coito no protegido.
  •     Sólo protege frente a la relación que se haya tenido uno, dos o tres días antes. Si tras tomarlas se vuelve a tener una relación sexual no protegida se debe volver a tomar.

Fuente de información:
https://www.dexeus.com/informacion-de-salud/enciclopedia-ginecologica/ginecologia/anticoncepcion