La fertilidad para la mujer es un aspecto importante de su vida. Muchas mujeres sienten que la posibilidad de tener hijos es muy significativa para ellas, por lo que la infertilidad femenina puede ser un serio problema. La infertilidad puede limitar a las mujeres que deseen ser madres y ser causa de angustia o tristeza qué puede desembocar en una depresión.

Además puede contribuir también en la relación de pareja ya que la imposibilidad de tener bebéspuede crear problemas de entendimiento y unión.

A continuación vamos a considerar los factores que puedes afectar en la infertilidad femenina ya que existen varias causas.

 Antes de considerar esto, es importante indicar que hay dos tipos de infertilidad:

  • La primaria
  • La secundaria

La infertilidad primaria se refiere a las parejas que no han podido tener un embarazo pese a intentarlo por lo menos durante un año sin anticonceptivos. La infertilidad secundaria se refiere a las parejas que han tenido un embarazo anterior, al menos uno, pero no han podido tener otro. Una mujer que ya tiene hijos o ha tenido embarazos en el pasado podría no poder tener hijos después por diversas razones, ya que puede que en un futuro próximo después del primer embarazo la mujer puede quedarse infértil.

Causas de la infertilidad: ¿cuáles pueden ser?

Dentro de las causas de la infertilidad, podemos ver que hay causas directas, es decir, que hay un proceso que no se da correctamente dentro del sistema reproductivo femenino.

La infertilidad puede deberse por las siguientes causas:

  • Un óvulo fecundado no sobrevive en la matriz
  • El óvulo fecundado no se fija al revestimiento del útero 
  • Los óvulos no se movilizan o no se producen.

Debemos tener en cuenta que a nivel biológico pueden estar sucediendo diferentes patologías que pueden requerir diversos tipos de tratamiento. Estos problemas biológicos a su vez tienen otras causas de infertilidad femenina.

La infertilidad puede ser por enfermedades o trastornos, como pueden ser el cáncer o tumores, trastornos del ciclo menstrual, enfermedades autoinmunes, enfermedades de transmisión sexual, diabetes, quistes ováricos, miomas o pólipos, infección pélvica o problemas tiroideos.

Hay enfermedades que se asocian directamente con el sistema reproductivo o hormonal y otras que afectan la salud general de la mujer y limitan su fertilidad. Estos problemas pueden contribuir a la infertilidad primaria o secundaria, dependiendo del momento en el que la enfermedad aparezca.

Otro tipo de causas de infertilidad femenina son problemas asociados a defectos en el sistema reproductivo o afectaciones que se deben a cicatrización por cirugías o problemas de salud, como la endometriosis. Si la mujer tiene defectos congénitos, es probable que sean causa de infertilidad primaria, sin embargo, problemas asociados a cicatrización pueden crear infertilidad secundaria.

La infertilidad también puede ser causada por problemas hormonales o desequilibrios hormonales. Además puede estar asociada a las siguientes causas:

  • un consumo alto de alcohol
  • ejercicio excesivo
  • Tabaquismo
  • uso de ciertos medicamentos
  • obesidad